Whatsapp: Lun a Vie: 09:30 - 13:00, 15:00 - 18:00

Call center: Lun a Jue: 08:00 - 19:00, Vie: 08:00 - 18:00

Clínica en Los Ángeles
Clínica en Los Ángeles

NUESTRAS NOTICIAS

  • Home
  • Nuestras noticias

Publicado el: 05 de Junio del 2020

“El Señor de la Tierra” (Día Mundial del Medio Ambiente)

Cambio cimático, huracanes, terremotos y ahora… Pandemia, son palabras con las que nos hemos ido familiarizando estos últimos tiempos. ¿Que está pasando en nuestro mundo?, las teorías abundan, y para muchos la explicación descansa simplemente en un inevitable ensañamiento hacia la humanidad de las fuerzas del destino.

Como cristianos, y como en todas las interrogantes de la vida no necesitamos naufragar buscando respuestas. Nuestra fe está anclada en lo que Dios ha dicho y nos dice hoy, “Su Palabra”. En los orígenes, Dios puso en las manos del ser humano, este fantástico mundo, para que lo administrara con sabiduría a través de una serie de leyes que él mismo diseñó para que todo fuera perfecto y una bendición para todos. Desde que el hombre se olvidó de Dios, comenzó el deterioro paulatino de nuestro mundo. Las sagradas leyes de Dios fueron reemplazadas por las leyes del hombre, ya no basadas en el amor a Dios y todo lo creado por sus manos, sino leyes centradas en el egoísmo, la explotación y el deterioro moral.

Es por esta razón que hoy más que nunca, se hace urgente la necesidad de volver a entender nuestra verdadera relación con nuestro Planeta, entender que no estamos en este mundo por accidente, sino que fuimos plantados por “El Señor de la Tierra”, el único dueño de todo, y el único al cual un día tendremos que rendir cuentas, porque “El es el Señor”. Aún hay esperanza para este mundo, hace mas de 2000 años atrás, Dios se hizo carne y caminó con el hombre para comenzar una obra de recreación, pero a nivel del corazón. Haciendo posible que todos aquellos que valoraban su preciosa semilla, pudiesen florecer y fructificar de nuevo, esa es la “Vida nueva y abundante” que nos ofreció.

Si tan solo en este día pudiésemos reflexionar en que no somos dueños, sino cuidadores de un tesoro que Dios puso en nuestras manos. Si pudiésemos tener un cambio de actitud que nos permita influir, aun que sea, en nuestro circulo de acción más cercano, seguramente este mundo sería un lugar mucho mejor.


“La tierra es del Señor y todo lo que hay en ella; el mundo y todos sus habitantes le pertenecen. Pues él echó los cimientos de la tierra sobre los mares y los estableció sobre las profundidades de los océanos”. Salmo 24:1,2

 

José Orellana

José Orellana
Teólogo. Capellán de Clínica Adventista.