Call Center 43 2 524 300

Horario Call Center

Lunes a Jueves: 08:30 - 19:00

Viernes: 08:30 - 18:00

Publicado el: 10 de Junio del 2019

REHABILITACIÓN DEL PACIENTE ONCOLÓGICO EN LA UNIDAD DE KINESIOLOGÍA

La Unidad de Kinesiología de Clínica Adventista Los Ángeles, tiene como objeto colaborar con la rehabilitación de los pacientes disminuyendo las complicaciones asociadas al tratamiento oncológico, tales como linfedema, manejo de cicatrices, fatiga, alteración de la movilidad, dolor, neuropatías, entre otros, por medio de ejercicios, masoterapia, drenaje linfático, calor etc. De esta forma se da una solución a la alta demanda de pacientes oncológicos que requieren el apoyo kinésico, pero que aún no cuentan con un espacio especializado en su rehabilitación.

En la actualidad, la mortalidad por cáncer se ha visto disminuida, sin embargo la incidencia de ciertos tipos de cáncer ha ido en aumento. Esto implica la presencia de un gran número de pacientes sobrevivientes al cáncer, con diferentes deterioros físicos que se producen principalmente por los tratamientos anticancerígenos como las cirugías, la radioterapia y quimioterapia.
Existen una serie de síntomas asociados a la terapia contra el cáncer que suele acompañar al paciente posterior a su tratamiento y que provocan una disminución en su calidad de vida.
Por ejemplo, la cirugía por cáncer de mama implica muchas veces una cicatriz que restringe el movimiento del hombro provocando dolor en la articulación y alteraciones posturales. A su vez, la resección ganglionar que se realizan en muchas cirugías podrían llegar a ocasionar una acumulación anormal de líquido debido al mal funcionamiento del sistema linfático. Por otra parte, la radioterapia y quimioterapia dan origen en muchas oportunidades a la fatiga oncológica, la cual se describe como un cansancio continuo que no cede luego de dormir.
Otro ejemplo es el caso de las cirugías por cáncer de tiroides, donde muchas veces al extirpar el órgano se remueven también ganglios cercanos, lo que muchas veces provoca como secuela una gran cicatriz que puede adherirse a la piel y provocar falta de movilidad cervical. A lo anterior, se van sumando pequeñas alteraciones posturales dadas principalmente por el dolor o por miedo a girar la cabeza, las cuales dan paso a una disfunción mayor en el cuello u hombro.

Sra. Estefanía Gesche Schuler 
Kinesióloga
Clínica Adventista Los Ángeles

CLÍNICA ADVENTISTA LOS ÁNGELES

MESA CENTRAL 43 2 524 300

CONTACTO@CLINICAADVENTISTA.CL

MANUEL RODRÍGUEZ 256, LOS ÁNGELES